Iglesia Cristiana Católica Apostólica Nacional Paraguaya - Artículos: Estatuto de la ICANP


Artículos



Estatuto de la ICANP

Art.4. La ICCANP acepta como la única, suficiente, y suprema autoridad, a la cual está enteramente sometida toda la Iglesia, la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo. Cuyas enseñanzas  tenemos a nuestro alcance en las Sagradas Escrituras, en las enseñanzas de los padres de la Iglesia, en la doctrina de los Sagrados Concilios de la iglesia indivisa, a saber : el Concilio de Nicea I , concilio de Constantinopla I , Concilio de Éfeso, Concilio de Calcedonia, Concilio de Constantinopla II , Concilio de Constantinopla III, Concilio de Nicea II.

Art. 5. La Iglesia, interpreta y enseña con autoridad el depósito de la fe, la Sagrada Escritura y la auténtica tradición de la Iglesia, a través del sagrado Concilio, el Sínodo, y el Obispo Diocesano.

Art. 6. La Iglesia es la depositaria de todos los bienes espirituales legados por Nuestro Señor Jesucristo. Por tanto, ella, a través de sus ministros autorizados, puede proveer lo beneficios espirituales a las personas que libre y convenientemente los solicitan. Bienes espirituales a saber:
    

  • La enseñanza, de la Palabra de Dios, en sus diversas formas y etapas.
  • La administración de los siete sacramentos,  y los sacramentales.
  • La concesión de títulos o menciones honoríficas inherentes a los sacramentos recibidos :
  • Bautizado y confirmado ostenta el título de hermano/a en la Iglesia.


Art. 7.  LOS PRINCIPIOS BASICOS DE COMUNION de la ICANP entre los cristianos del mundo quedan establecidos de la siguiente manera:

  • La fe: es la confesión de la Fe en Cristo Jesús resucitado como Señor y Salvador de la Iglesia, en cuya cabeza se erige como Autoridad Suprema.
  • La esperanza: es la esperanza cierta de todo creyente que en Jesucristo es posible, el cielo nuevo y la nueva tierra, el Reino de Dios.
  • La caridad: es la caridad fraterna entre todos los creyentes y  todos los hombres de buena voluntad. Esto es, el mandamiento de amor, única ley, prescrita por Nuestro Maestro y Salvador Jesucristo.


La ICCANP, de hecho, entra en comunión con todos los cristianos que comulgan con los principios básicos de comunión de la Iglesia Nacional. En ella conviven en fraternidad los diversos movimientos, grupos, ritos, lenguas y culturas. La Iglesia es el espacio que Dios ha creado y donde todos pueden hallar su lugar, sin discriminación alguna y sin más requisito que comulgar con los principios básicos de comunión.

Art. 8. La iglesia Cristiana  Apostólica  Paraguaya, como auténtica Iglesia Nacional, se caracteriza por su espíritu Ecuménico,  Reformada – Tradicional, Moderna, Inclusiva, Abierto, Incluyente, promotora de la justicia y la paz. Por su carácter fundamentalmente Universal, la Iglesia mantendrá su espíritu y sus estructuras abiertos a la comunión de todos los hombres, de toda cultura, raza, costumbres, ritos y carismas, esto es, con todas las personas de buena voluntad, quienes comulgan con los principios básicos de la comunión. La ICCANP está en contra de toda forma de discriminación, por atentar contra la dignidad de la persona y contra los valores del evangélico anunciado por nuestro Señor Jesucristo.

Generado en 0.07 segundos
145,962 Visitas Únicas